El Día Internacional de la Educación, 24 de enero, se celebra  este año 2024 bajo el lema «Aprender para una paz duradera».   En estos tiempos en los que asistimos con dolor a conflictos que azotan países y comunidades sin piedad para nadie, en los que convivimos con la  incitación al odio, a la violencia,  a la discriminación, en los que el otro en demasiadas ocasiones nos es ajeno…  un compromiso activo con la PAZ es más urgente que nunca y la educación es fundamental en este empeño. Nuestra pedagogía franciscana y el carisma de la beata Ana Mogas nos impelen cada día a dotar a los alumnos de los conocimientos, valores, actitudes, competencias y comportamientos necesarios para convertirse en agentes de paz. Y con estos objetivos presentes realizamos la labor educativa. En este día precisamente  hemos preparado en las tutorías verticales nuestro manifiesto para otro gran evento, el Día Escolar de la No Violencia y la Paz (30 de enero). San Francisco y sus compañeros basaban su pedagogía de pacificación en la verdadera paz con uno mismo y la fraternidad con el grupo, y lo manifestaban en las calles y en las casas con este saludo:  “El Señor os de la Paz”. Este saludo es una invitación a abrir el corazón a la paz, fuerza interior y principio de renovación y de bien moral y social.  Por eso, hoy que tenemos especialmente presente la necesidad de contrarrestar el odio, profesores y alumnos os hacemos llegar a todos nuestro saludo “PAZ Y BIEN”.

Día Internacional de la Educación (24 de enero)