Tutorías Verticales

La agrupación de alumnos de diferentes etapas y edades paralelamente a los tradicionales grupos de tutoría, proporciona un enriquecimiento de la trayectoria del alumno en su etapa escolar, además de favorecer un mejor clima educativo en los centros.

La Tutoría Vertical es más que un agrupamiento de alumnos de distintas edades y por tanto de distintos cursos que trabajan y aprenden juntos unos de otros con la guía de un tutor.

Son espacios y tiempos de aprendizajes cooperativos, donde los estudiantes conviven, crean proyectos, indagan e investigan juntos, tienen tiempo de pensar, se educan en el carácter y en el desarrollo de relaciones interpersonales. La motivación del alumno resulta de la oportunidad de estar con otros alumnos que no son de su misma clase o edad, la oportunidad de conocer e implicarse en experiencias y en tareas diferentes.

OBJETIVOS

1
Desarrollar estructuras transversales y habilidades de socialización y comunicación entre los alumnos de los distintos cursos (empatía, asertividad…)
3
Fomentar la mentoría (que los alumnos mayores ejerzan de modelo y mentor de los más pequeños)
2
Desarrollar identidad de grupo, pertenencia al colegio.
4
Fomentar la integración de alumnos con mayores dificultades para la socialización, favoreciendo la convivencia del centro.

Cada tutoría se dividirá en 6 grupos de 4 alumnos aproximadamente, se formarán 18 agrupaciones de alumnos de diferentes niveles, necesitándose un total de 18 Tutores verticales (14 tutores + 4 profesores).

Estos grupos están formados por alrededor de 14 o 15 alumnos, hay tres o cuatro alumnos de diversos cursos, en los cuales los mayores tienen la responsabilidad especial de guiar a sus compañeros más jóvenes. A medida que cuidan a sus compañeros más jóvenes, los mayores obtienen un mayor sentido de valor y responsabilidad social y los niños más pequeños, a su vez, se sienten más seguros.

La idea es fomentar relaciones positivas entre diferentes edades y que los alumnos de todo el centro se conozcan, se ayuden entre sí y aprendan unos de otros.

Durante las tutorías verticales, los estudiantes conviven, crean proyectos, aprenden unos de otros… También, se educan en el carácter y en el desarrollo de relaciones interpersonales a través de aprendizajes cooperativos. La motivación del alumno resulta de la oportunidad de estar con otros alumnos que no son de su misma clase o edad, la oportunidad de conocer e implicarse en experiencias y en tareas diferentes.